Naturaleza

 

 

      El valle del Deva, los enérgicos relieves calizos de los macizos Central y Oriental y las elevadas cumbres de la Cordillera Cantábrica que le rodean, hacen de Camaleño un conjunto paisajístico de gran belleza. Reúne además, extraordinarios valores ecológicos que han justificado su inclusión en el Parque Nacional de Picos de Europa, en la reserva del Saja y en el Plan de Recuperación del Oso Pardo en Cantabria.

      La alta montaña de Picos de Europa (Peña Vieja 2.613 m.), representa un mundo aparentemente caótico, dominado por el roquedo, donde canchales, canales, neveros

y jous se reparten un territorio en el que son evidentes    numerosas     formas    cársticas, periglaciares y glaciares, entre los que destacan los valles y morrenas en Áliva y el espectacular circo de Fuente Dé. En las laderas de Valdebaró compiten una gran variedad de bosques: carrascales, rebollares, robledales y hayedos (repartiéndose solanas y umbrías) y algunos abedulares, a los que se suceden en altitud matorrales sub-alpinos y pastizales entre invernales; y el roquedo, multitud de flores, algunas endémicas. Por su extensión y calidad destaca quizá el hayedo de Salvorón, cuyos montes son hábitat y lugar de paso de especies amenazadas (oso, urogallo o nutria).


Webmaster sat @ e-magnetron.com

Copyright © 2017 e-MAGNETRÓN