Monasterio de Santo Toribio

 

      El Monasterio de Santo Toribio, situado en el municipio de Camaleño, en plena comarca de Liébana y a tan sólo tres kilómetros de la localidad de Potes, es un importantísimo centro religioso y de peregrinación, uno de los cuatro lugares santos en el todo el mundo en los que se puede ganar el Jubileo junto con Roma, Jerusalén y Santiago de Compostela.

 

Monasterio de Santo Toribio de Liébana. Vista general.

      En él vivió y murió Beato de Liébana, célebre por sus "Comentarios del Apocalipsis" y considerado uno de los personajes más importantes de su tiempo. En el interior de la iglesia se encuentra la capilla del Lignum Crucis, el mayor fragmento de la Cruz de Cristo conservado. Santo Toribio sigue atrayendo año tras año a miles de peregrinos de todo el mundo.
 

Monasterio de Santo Toribio de Liébana. Vista general.

      El monasterio de Santo Toribio tiene una historia realmente larga para la cual hay que situarse: Con la invasión musulmana, gran cantidad de cristianos vienen a refugiarse a los montes de Liébana. Los musulmanes intentan avanzar por los Picos de Europa, pero los cristianos liderados por don Pelayo vencen en la batalla de Covadonga, considerada como el inicio de la reconquista. 

      Es en este momento cuando Alfonso I (hijo del duque Pedro  de Cantabria y yerno de don Pelayo) funda gran cantidad de pueblos y monasterios en la comarca. De todos ellos, dos se hacen particularmente poderosos: Santa María de Piasca y San Martín de Turieno (antiguo nombre del monasterio de Santo Toribio).
 

      Parece por tanto que sus orígenes se pierden en el siglo VII, o incluso antes, cuando según cuenta la leyenda Santo Toribio, obispo de Palencia, llegado para convertir Liébana al cristianismo subió al monte La Viorna y lanzó su bastón para levantar el monasterio allí donde cayera.cayera.cayera.

      La tradición también cuenta que fue ayudado por un buey y un oso y los lebaniegos, viendo el milagro, se unieron para levantar el templo. Poco después, se traslada allí el "Lignum Crucis" (el mayor fragmento conocido de la Cruz de Cristo), desde Astorga ante el temor de que cayera en manos musulmanas. La reliquia fue traida a su vez desde Tierra Santa por el obispo de Astorga (curiosamente también se llamaba Santo Toribio) en el siglo V. 
 

 

 

      En la segunda mitad del siglo VIII, Beato de Liébana fue abad de este monasterio de San Martín de Turie- no, escribiendo los trascendentales "Comentarios al Apocalipsis". A comienzos del siglo XII, el monasterio es denominado de "Sancto Martino vel Sancto Tori- bio episcopo" y a finales del mismo siglo su nombre ha cambiado definitivamente a Santo Toribio. El siglo X es de gran esplendor para el monasterio, bajo la protección de don Alfonso y doña Justa, condes de Liébana (fundadores de Santa María de Lebeña, en Cillorigo). Ya en el siglo XVI, el papa Julio II, establece el Jubileo los años que el día de Santo Toribio cayera en domingo.


Webmaster sat @ e-magnetron.com

Copyright © 2017 e-MAGNETRÓN